lunes, 2 de marzo de 2009

Es posible acabar con la pobreza... No es imposible, se vale soñar...

Es posible acabar con la Pobreza... No es imposible, se vale soñar...

¿Quien dijo que no es posible acabar con la pobreza? ¿Que es difícil? indudablemente, como la mayoría de las cosas, pero no imposible. ¿Por qué lo decimos? En cuatro décadas, Singapur pasó del Tercer al Primer Mundo. Según cita "El Semanario" en su edición del 29 de marzo del pasado año (2008):

"La calidad de vida de sus habitantes se ubica entre las mayores del mundo. Sus índices de corrupción se encuentran entre los más bajos. Se dice que la tolerancia cero ha sido la clave. El sostenimiento de su economía dependerá de la emigración de trabajadores y los ejecutivos dispuestos a dirigir sus empresas. Es por lo que busca atraer migrantes con alto nivel de preparación al ofrecerles privilegios económicos y sociales dirigidos a obtener la ciudadanía. Algunos ciudadanos de otros países del mundo no necesitan visa para viajar a Singapur y las principales universidades ofrecen becas para estudiar postgrados en Administración y Negocios Internacionales. El objetivo es que permanezcan allí al concluir sus MBA´s. Es por lo que el 10% de sus 4.5 millones de habitantes es extranjero.

Se dice que es una paradoja que el alto nivel de educación y capacitación de sus habitantes los ha convertido en excelentes candidatos para emigrar a países como Australia e, incluso, a Estados Unidos. Según cálculos de la Universidad de Singapur 66,000,000 de personas nacidas en esa ciudad asiática han migrado a EU, Australia y Nueva Zelandia, supuestamente porque el modelo depende de un sistema extremadamente rígido, asi como que la presencia de los expatriados en la economía ha comenzado a afectar el sistema de salarios para los nativos.

Desde hace una década y, a raíz de su déficit crónico de mano de obra, el gobierno de Singapur decidió incrementar las partidas presupuestales dirigidas a educación. Así, transformó su economía: dejó a un lado la economía primaria y se dirigió al desarrollo de tecnología. Más del 4% de su PIB, una quinta parte del gasto público lo dedica a la educación que se dirige en un 75% a la capacitación científica, técnica y de administración de empresas.

En 1965 esta pequeña isla de apenas 700 kilómetros no tuvo opción: reconvertirse para defender su independencia o desaparecer para formar parte de otra nación. Singapur optó por el camino de la industrialización dirigida a la exportación con énfasis en capitales, tecnología y experiencia gerencial extranjera.

Hoy, sin una gota de petróleo en su territorio, es la refinería petrolera más grande de Asia y se ha convertido en uno de los principales exportadores de productos petrolíferos. Fuente Prensa de Negocios/El Semanario.


En la próxima entrega les comentaremos sobre la reducción de los índices de pobreza que ha habido en otros países.

1 comentario:

KONCHA dijo...

El principal problema es que, mientras Singapur se expande, las islas cercanas han empezado a encoger. Las islas indonesias han sido durante años, y debido a su proximidad, las encargadas de proveer el 80% de la arena necesaria para los proyectos de ampliación de terreno del país vecino. Las provincias indonesias de Riau y Bangka-Belitung han vendido una media de 300 millones de m³ anuales de arena a Singapur, acumulando grandes ganancias a la vez que provocaban un desastre ecológico en sus territorios.

Algunos de los islotes más pequeños de Riau han sido anegados hasta quedar sumergidos bajo el mar, y otras islas mayores han visto sus playas reducidas en tamaño. "Cuando te llevas la arena, las islas de menor tamaño pierden su capacidad de resistir la erosión de las olas y con el tiempo puede provocarse su desaparición", asegura Nur Hidayati, coordinador de la campaña iniciada por varias ONG indonesias para frenar la extracción de más arena de su territorio.